martes, 21 de junio de 2011

RANITAS ya está en librerías


Luego de unos días de retraso (ya que el distribuidor de Ninfa Comics, que vengo siendo yo, se agarró varicela) RANITAS: Catarsis & Rock n Roll ya se puede encontrar en:

EL INMORTAL
Tristán Narvaja 1533

LECTURAS
Galería del Libertador. 18 de Julio entre Convención y Río Branco, local 14

LIBRERIA PALACE
Plaza Independencia 842

LA LUPA
Bacacay 1318 bis

POCITOS LIBROS
Avda. Brasil 2561


Y próximamente en su librería amiga, a través de Orbe Libros

9 comentarios:

Fd. dijo...

¡Enhorabuena! Éramos varios los que teorizábamos sobre tu suicidio por la presión del éxito tras la prensa que tuvo R:C&RnR.

Dato: hoy vi el libro también en Babilonia Libros (la que está cruzada al Teatro Stella).

nico1138 dijo...

¿decís que es un buen momento para morirme, antes de que saque mi siguiente libro, que todos sabemos que va a ser una cagada?

Alejandro Rodríguez Juele dijo...

Ranitas everywhere! (como en Magnolia)

andal13 dijo...

Ranas con varicela no tenía visto... ¡Ya no saben lo que inventar los de zoonosis!

;-)

Fd. dijo...

Nah, morirse entre los 27 y los 70 años es muy poco ROCK.

una_tal_lucy dijo...

Hola, compré el libro en Crack Bang Boom, soy la vecina porteña de Schoklender jeje.(pero no tengo nada que ver con él eh!)
Me gustó mucho el libro, pese a que yo vivi mi adolescencia ya a finales de los 90's hay muchas cosas con las que me re identifiqué, desde las bandas que nombras, los lugares y antros nocturnos (la descripción de Cactus y específicamente "la sustancia Cactus" es al exacta descripción de un lugar aca en Capital que se llama Salón Pueyrredón, haciamos un chiste similar con el piso del lugar).
En fin muchas cosas más como Las tortugas ninjas y la molestia de ver tu banda favorita en el ranking de MTV, creo que en esas páginas leí sobre mi adolescencia también.
Bueno, un gusto!
si algún día voy a Uruguay voy a visitar esos lugares de bandas.
Saludos!
Lucila

nico1138 dijo...

¡Hola Lucila!

Cuando estaba haciendo este libro me preguntaba si a alguien que no fueran un montevideano que haya sido adolescente en los 90s le podía llegar a gustar, ya que es un libro super local.

Así que me alegro pila que te haya gustado. Es muy loco, porque en ningún momento me planteé hacer un libro generacional ni nada parecido, sino contar un par de historias de mi adolescencia donde con mis amigos nos tuvimos que sacar la bronca ante algunas injusticias.
Imagino que ese tipo de historias son bastante universales y trascienden las épocas, y por eso gente de otras generaciones también se siente identificada.

Hasta esos años (1996 – 1997) MTV estaba buenísmo. Tenía un programa de dos horas semanales de metal llamado Headbangers (hoy uno lo piensa y parece increíble), un programa diario de media hora a las 12 de la noche con música alternativa (nación Alternativa) y otro igual pero de dos horas los domingos. O sea que hasta esos años todavía era bastante común ver a tus bandas en MTV, y descubrir unas cuantas otras. Lo que si estaba jodido era si una de esas bandas entraba en rotación permanente y la empezaban a pasar todo el tiempo (que es lo que tenía miedo que pasara con Tori Amos).
Porque en ese momento la iban a pasar por todas las radios, y la iba a empezar a escuchar todo el mundo…

¡La sustancia asquerosa que se genera en los boliches es universal!
En los últimos años admito que me aburguesé un poco y ya me embola ir a lugares así, pero el año pasado cuando fuimos al primer Crack Bang Boom encontramos un antro espectacular que se llama INDIANS. Puro hard rock californiano de los 80s, gente vestida de cuero y bandana, todo genial. Claro que el baño estaba plagado de esa sustancia, mezclada con un poco de agua desborada, y yo tenía unas All Stars de suela baja, así que imaginate…

Como supondrás, ninguno de esos lugares existe ya, así que si venís por Montevideo te vas a encontrar una tintorería, una inmobiliaria, un restaurante, dos casas abandonadas y un pozo (un par de semanas antes de editar el libro tiraron la casa donde estaba “El Cielo”).


¡Saludos!!


Nico.

Michel dijo...

Felicitaciones loco, el otro día un amigo librero me dice:
"Mirá, vení que tengo algo para mostrarte", y me da las Ranitas abierta en la historia del graffiti... Eramos nosotros y un amigo más (otros, no las ranitas), haciendo la misma pavada y teniendo exactamente el mismo diálogo absurdo. :D
Nos faltó la "T" nomás. Pero ta, genialidades como esas no aparecen todos los días.
Es el primero de tus cómics que leo, y me pareció muy bueno.
(Ah, y ya está en la biblioteca!)

Saludos!

nico1138 dijo...

¡Ja!

¡Es que todos fuimos unos pelotudos en la adolescencia!!!

jajaja


me alegro que te haya gustado


abrazo!